martes, 8 de mayo de 2012

Sobre Dios

Hay muchos que dicen no creer en Dios, y no saben que lo llevan dentro. Hay muchos que creen pero no quieren saber de Él, y no saben que lo llevan dentro. Hay muchos que se ríen de los que hablamos de Dios, y no saben que lo llevan dentro. En efecto, tanto nos quiere a sus hijos que una parte de su Espíritu va en el interior de TODOS los seres humanos desde el momento de su concepción, y desde ese momento nos acompaña y nos guía hasta que TODOS estemos juntos en lo que llaman el Cielo. Tengo la absoluta certeza de que después de morir la aventura continúa y sospecho que hasta llegar a Dios nos queda muchisísimo (que diría el chavo del ocho) camino que recorrer. Digamos que son niveles que hay que superar. Yo todos los días, entre otras cosas, le pido a Dios por las personas que mueren y especialmente por las almas del Purgatorio (me lo enseñó mi madre), y precisamente por mis padres rezo todas las noches porque es una de las pocas cosas que puedo hacer por ellos desde aquí, y cuando los vuelva a ver sé que me dirán: "No esperábamos menos de ti".

No hay comentarios:

Publicar un comentario