martes, 8 de mayo de 2012

Sobre Dios

Hay muchos que dicen no creer en Dios, y no saben que lo llevan dentro. Hay muchos que creen pero no quieren saber de Él, y no saben que lo llevan dentro. Hay muchos que se ríen de los que hablamos de Dios, y no saben que lo llevan dentro. En efecto, tanto nos quiere a sus hijos que una parte de su Espíritu va en el interior de TODOS los seres humanos desde el momento de su concepción, y desde ese momento nos acompaña y nos guía hasta que TODOS estemos juntos en lo que llaman el Cielo. Tengo la absoluta certeza de que después de morir la aventura continúa y sospecho que hasta llegar a Dios nos queda muchisísimo (que diría el chavo del ocho) camino que recorrer. Digamos que son niveles que hay que superar. Yo todos los días, entre otras cosas, le pido a Dios por las personas que mueren y especialmente por las almas del Purgatorio (me lo enseñó mi madre), y precisamente por mis padres rezo todas las noches porque es una de las pocas cosas que puedo hacer por ellos desde aquí, y cuando los vuelva a ver sé que me dirán: "No esperábamos menos de ti".

domingo, 29 de abril de 2012

MIS TESOROS (I)


 
Libro de San José de mi madre
 
 
 
 
                                               Esta caja es un tesoro donde guardo más tesoros


                                                   Última Cena de Jesús

domingo, 5 de febrero de 2012

Sobre la vida


        La vida es como una corrida de toros: sales al ruedo inocentemente, empiezan a darte puyazos, te hincan banderillas y al final te estoquean. Pero también es verdad que la vida es el tesoro más grande que poseemos. La vida es una aventura hermosa y emocionante y está llena de alegrías y maravillas. De nosotros depende que los puyazos duelan más o menos. Según lo que demos así nos darán. Cuanto más amemos más nos amarán. Yo tengo 52 años y puedo decir que la vida hasta ahora me ha sonreído, soy muy afortunado con lo que he tenido y con lo que tengo. Gracias a Dios, a mis padres y a todos los que van conmigo en el viaje.

Sobre la Rima LXXV de Bécquer


     A la Rima LXXV le tengo un especial cariño porque me la pusieron como comentario de texto en 1984, el año que aprobé las Oposiciones. En esta Rima Bécquer hace referencia a energías sutiles, a la parte divina que todos llevamos dentro, a los viajes astrales que hacemos cuando dormimos. En efecto, yo también conozco gente a la que no conozco.

Sobre la paleadora y la piedra de Luengo entre mis tesoros